Desconectar para conectar

Desconectar para conectar

Queremos resaltar aportaciones tan interesantes como: 

“Cuando tocamos a un bebé, siente, recibe información sobre su esquema corporal y, a la vez siente y percibe a su entorno afectivo. Se percibe a sí mismo y a la vez siente y percibe al adulto que lo toca y envuelve, aportándole confianza y seguridad”

“El niño pega y patea, porque ni controla su cuerpo ni percibe al otro ser. Necesita primero percibirse a sí mismo para controlar sus pies y manos y ser entonces capaz de percibir a los otros y de relacionarse adecuadamente”