¿ POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE EL TACTO EN LA PRIMERA INFANCIA?

El desarrollo infantil durante los primeros años de vida se caracteriza por la adquisición progresiva de funciones tan importantes como son el control postural, la autonomía en el desplazamiento, la comunicación, el lenguaje verbal y la interacción social, entre otras; esta evolución está asociada a la maduración del sistema nervioso. En este sentido, la etapa 0-3 supone un período crítico en el desarrollo humano debido al nivel de plasticidad cerebral del sistema nervioso central durante los periodos tempranos de la vida (Candel, 1993). Por su parte, además de estos referentes neurobiológicos, numerosos estudios confirman la importancia de los primeros años de vida para el desarrollo físico, psíquico y emocional del ser humano (Brazelton y Greenspan, 2005; Erikson, 1976; 2000; Freud et al., 1977; Maslow, 1989; Piaget, 1982; Spitz, 1981; Wallon, 1975; 1984; Winnicott, 1990).

Como explica Davis (1998), toda persona llega al mundo con diversas necesidades, siendo una de ellas la necesidad de contacto: “tocar” no sólo es un estímulo placentero, sino una necesidad biológica. La necesidad del tacto durante la infancia está claramente demostrada con numerosos estudios que exponen su influencia en el desarrollo infantil, identificándolo como uno de los elementos fundamentales en el establecimiento del vínculo afectivo (Ainsworth y Bell, 1970; Auckett, 1982; Blackwell, 2000; Bolwby, 1999; Brazelton, 1989; 1993; 2005).

Así pues, siguiendo de nuevo a Davis, podemos hablar de cuatro valores fundamentales del tacto:

  • El tacto como valor biológico: las caricias suaves y el contacto físico en general mejoran el funcionamiento del sistema respiratorio, circulatorio, excretor, digestivo, nervioso y endocrino.
  • El tacto como valor de la comunicación: “tocar” es un canal positivo y fundamental mediante el cual el niño expresa sus necesidades. Muchos mensajes y emociones se comunican mejor a través del tacto, siendo, en muchas ocasiones, la única forma de expresarlas. El contacto corporal, si es vivido de forma positiva, ayuda a disolver las tensiones corporales y emocionales del niño al proporcionarle un medio de salida a sus angustias y situaciones estresantes en general.
  • El tacto como valor psicológico: el contacto físico tiene gran importancia en la sensación de bienestar y seguridad del niño. El tacto es necesario para establecer la autoidentidad, para alcanzar una imagen corporal positiva y para desarrollar la autoestima. Diferentes autores han encontrado evidencias que confirman la importancia de la seguridad emocional en el niño para su correcto desarrollo (Bacus, 1991; Ferrerós, 1999; Pérez Simó, 2001; Enesco, 2003; Corkille, 2004).
  • El tacto como valor de la experiencia social: por último, recientes investigaciones indican que las personas desarrollan pautas que unen la calidad de las experiencias táctiles con la eficiencia en las relaciones interpersonales. De hecho, la capacidad para confiar en los demás y de ser sensibles están en relación directa con el tacto.

TACTO AFECTIVO Y EDUCACIÓN INFANTIL

Como hemos comentado, numerosas investigaciones confirman la importancia del afecto y del tacto para la creación de un vínculo afectivo que favorecerá el desarrollo emocional, físico y psíquico del ser humano.

Los momentos ideales para establecer lazos de afecto durante los primeros años de vida son las vivencias más cotidianas en las que el niño nos necesita para satisfacer las necesidades más básicas. En este sentido, uno de los objetivos principales es favorecer el crecimiento emocional de los niños.

Estas condiciones deben ser llevadas a la práctica especialmente dentro del marco de la relación paternofilial, aunque también son necesarias en aquellos contextos donde los niños invierten gran parte de su tiempo compartiendo vivencias, emociones y experiencias que influirán de manera decisiva en su crecimiento emocional. Uno de estos contextos es el escolar.

La escuela constituye un lugar muy importante para el niño en el que se tendría que garantizar su correcta evolución, así como favorecer su seguridad afectiva y emocional (Escribá, 1999). El niño invierte un gran período de su vida en la escuela infantil, precisamente en unos años esenciales para su correcto desarrollo. Por este motivo, la escuela debería garantizar una adecuada atención de las necesidades físicas, cognitivas, sociales y emocionales de nuestros niños y niñas.

De esta manera, se justifica la importancia del tacto afectivo en la escuela infantil como un elemento de calidad afectiva y emocional desde el mismo momento en que:

  • El niño de 0 a 6 años aprende a través de la riqueza de sus experiencias motrices, manifiesta una importante necesidad sensitiva táctil y posee una gran capacidad para procesar la información que le llega a través del tacto (todo ello debido a la etapa global-emocional en que se encuenta inmerso). Por este motivo, es importante que la escuela infantil contemple esta realidad fisiológica y emocional de la primera infancia, etapa en la que no es necesario razonar y en la que los mensajes llegan a los niños desde la vivencia corporal, siendo el tacto afectivo una estimulación táctil clave basada en el afecto y el respeto mutuo.
  • La entrada en la escuela infantil conlleva la separación momentánea de sus figuras parentales y la inmersión en un contexto diferente con personas desconocidas. De esta manera, el tacto afectivo se convierte para el niño y el maestro en una herramienta fundamental que facilita y favorece la acogida emocional necesaria en estos momentos.
  • Es una etapa esencial para la construcción de una base segura que proporcione al niño una seguridad afectiva y emocional fundamental para su desarrollo a todos los niveles. En este sentido, uno de los beneficios más importantes del masaje infantil y del tacto afectivo es favorecer y afianzar el vínculo afectivo padres-hijo, y también el vínculo maestro-niño.
  • Aparece la necesidad social de establecer un equilibrio entre la atención individualizada que se concede a cada niño, y todas aquellas situaciones que favorecen el sentimiento de pertenencia a un grupo de iguales. En este sentido, el tacto afectivo favorece y consolida dicho equilibrio.

Referencias:

 

Ainsworth, M. y Bell, S.M. (1970) Attachment, exploration and separation: illustrated by the behaviour of one year olds in strange situation. Child Development, 41, 49-67.

Bowlby, J. (1989) Una base segura: aplicaciones clínicas de la teoría del apego. Barcelona: Paidós.

Bowlby, J. (1999) Vínculos afectivos: formación, desarrollo y pérdida. Madrid: Morata.

Brazelton, T.B. (1989) El saber del bebé. Barcelona: Paidós.

Brazelton, T.B. y Cramer, E.G. (1993) La relación más temprana. Padres, bebés y el drama del apego inicial. Barcelona: Paidós.

Brazelton, T.B. y Greenspan, S.I. (2005) Las necesidades básicas de la infancia. Lo que cada niño o niña precisa para vivir crecer y aprender. Barcelona: Graó.

Candel Gil, I. (Dir.) (1993) Programa de Atención Temprana. Intervención en niños con Síndrome de Down y otros problemas de desarrollo. Madrid: CEPE.

Caplan, M. (2004) Tocar es vivir. La necesidad de afecto en un mundo impersonal. Vitoria-Gasteiz: La llave.

Corkille, D. (2004) El niño feliz. Su clave psicológica. Barcelona: Gedisa.

Davis, P. K. (1998) El poder del tacto. El contacto físico en las relaciones humanas. Barcelona: Paidós.

Montagu, A. (1981) El sentido del tacto. Madrid: Aguilar.

Pérez Simó, R. (2001) El desarrollo emocional de tu hijo. Barcelona: Paidós.

(Extracto y adaptación de la Tesis Doctoral de María Femenías Andreu titulada: El masaje infantil aplicado a la escuela: nuevas estrategias para la mejora de la calidad afectiva y emocional en Atención Temprana).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s